La Danza del Vientre

Blog de Estela Zareen

La Danza del Vientre

Danza del Vientre … sus inicios

Nací en un tiempo remoto, en un tiempo donde las palabras se perdieron, y solo resuena un eco lejano, una sabiduría ancestral, que la mujer mantiene, como una pequeña llama en las tinieblas de los tiempo.

Quien me danzo?? Mujeres de regiones muy lejanas de Medio Oriente, del Norte de África…. Estuve en Egipto, Irak, Irán, Turquía, Siria, Líbano, Israel, Territorios Palestinos, Jordania, Arabia… perdure a lo largo de siglos…. Guardo en el vientre de las mujeres un secreto que parece resurgir con cada ondulación, golpe y vibración…

Dicen que me conecto con los Dioses, en Danzas Sagradas de Sacerdotisas, mujeres que lucían en sus caderas monedas y cristales, que relucían con la luz de la luna, como queriendo atraer sus favores, queriendo reflejar en el vientre la influencia de las mareas, de los ciclos… permanecí en diversos rituales, rituales Fertilidad, rituales de Abundancia, estuve en danzas que se transformaban en verdaderas catarsis, que el pueblo necesitaba….Pero un día me prohibieron y solo me pusieron al servicio del hombre.

La historia tiene dos versiones la de Occidente, donde las mujeres eras esclavas, la de Oriente donde las mujeres fueron protegidas como la mayor de las riquezas de los invasores… y fueron tapadas, ocultas de las miradas de los bárbaros.

Las mujeres seguían bailando, pero en privado en harenes, lejos de los ojos de extraños, y ajenos…la mujer que sabía conectar con el arte, se consideraba que guardaba un secreto, y solo se le permitió danzar en los harenes.

La Danza Migro de la manos de varias etnias, Gitanos, inmigrantes, que venían de la India y de Egipto, fueron como una brisa, que se lleva en su recorrido, como espíritus independientes que circulan libremente por el desierto, tan aislados, tan envolventes, con sus propias normas y costumbres, pero al mismo tiempo captando una esencia en el aire de la región en donde habitan… así viví, entre caravanas, y viajando, no perecí, no me olvidaron, las mujeres cuando me descubren tienen como un dejavu, algo que les parece natural, algo que les pertenece.

La Danza del Vientre perdura de generación en generación, para rescatar la sabiduría del movimiento, de la resonancia, de la comunicación con un pulso interno, que late, surge, se manifiesta y comunica…

Hoy la mujer tiene voz propia, no necesita ser protegida, solo necesita poder transitar ese camino de liberación, para equilibrar su energía, su esencia, su sabiduría

 

2 comments

  1. JuanJo - 14/04/2014 22:16

    Muy bueno.

    Responder
    • Estela Zareen - 18/08/2014 17:16

      Muchas Gracias!!!

      Responder

Deja tu comentario